Desde el país más extenso del mundo, Rusia; Igor Sandimirov presenta una animación donde por medio de la postproducción proyecta luces sobre objetos, esta técnica pretende sorprender por su perfecta combinación entre la música y las luces que están 100% sincronizadas.