“Drink Drunk” es un cortometraje realizado por el italiano Leonardo Bonisolli estudiante de la escuela de cine de Vancouver, que utiliza la animación 3D para contar la historia de un hombre que se pasa de tragos y ve cosas que no son.

Enlaces relacionados